Plagiar es robar

En esta ocasión te quiero hablar de un «individuo» que lleva tiempo plagiando mis libros y cursos.

Hace meses que varias personas me han avisado de este hecho, pero no le he dado importancia hasta ahora. Quizá porque estaba centrado en escribir mi próximo libro. Sin embargo, ayer por la tarde me llamó de nuevo una de esas personas y me pidió que le pusiera freno a este «sujeto», porque está cobrando un dineral por dos cursos que están basados en mis libros, que sólo cuestan 25 euros cada uno.

Plagiar es robar

Plagiar es robar

En este caso, para no cansarte, me voy a referir sólo a su curso «Cómo vender un inmueble». Por cierto, uno de mis libros y uno de mis cursos también se llaman «Cómo vender un inmueble». Ha copiado incluso el nombre, como podéis comprobar en los siguientes enlaces de esta web:
•    Uno de mis libros
•    Uno de mis cursos

Este curso lo imparto desde 1998 y la primera edición del libro data de 2003, tal y como reza en el Registro de la Propiedad Intelectual. Por supuesto, cada edición del libro se ha revisado y actualizado a la coyuntura del momento. Y ya va por la séptima edición.

Y ahora, si entras en el este enlace comprobarás que este «personaje» ha acribillado todo mi libro. ¡Completo! He sentido vergüenza ajena cuando he comprobado que incluso utiliza las mismas palabras clave y expresiones que yo empleo, los mismos títulos para cada capítulo, los mismos epígrafes, las mismas etapas y fases, las mismas clasificaciones, los mismos ejemplos, el mismo índice del curso, etcétera. Incluso ha copiado alguna errata que aparece en mi libro. No se ha molestado en disimular ni siquiera un poquito. ¡Qué poca vergüenza!

Pero lo que más me fastidia no es que se dedique a contar mi libro, sino que lo cuente tan mal. Porque lo cuenta muy mal. Es patético.

Por cierto, ha hecho exactamente lo mismo con mi curso y mi libro «Cómo captar un inmueble en exclusiva». Los ha plagiado por completo.

Hace unos años este «sujeto» se reunió conmigo para comprar una franquicia de Nuevo Enfoque Inmobiliario, pero… le pareció muy cara. Claro, para qué pagar por una franquicia si podía plagiar mis libros.

No me voy a enrollar mucho más. No te quiero hacer perder el tiempo. Pero sí quiero que sepas que este «individuo» ha acribillado todo mi material. No obstante, mientras él me copia, yo estoy escribiendo un nuevo manual que estará listo próximamente. Y mientras él se dedique a copiarme el próximo, yo estaré escribiendo el siguiente.

¿Y tú qué prefieres, el original o la copia?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *